Fraccionamiento y conservación

Una vez que el donante ha acabado su donación, la sangre extraída pasa a ser separada por componentes: hematíes, plaquetas y plasma. Esta técnica se conoce como fraccionamiento sanguíneo y posibilita que cada paciente reciba el hemoderivado que necesite.

Por esta razón afirmamos que cada donación de sangre salva tres vidas ya que con una donación -separada posteriormente en los hematíes, plasma y plaquetas- se puede ayudar a mejorar la salud de varios pacientes. La separación de la sangre en los diferentes componentes se realiza en la sala de fraccionamiento y se realiza mediante la técnica de centrifugación. Los componentes sanguíneos deben almacenarse en las condiciones y a la temperatura que especifica la normativa:

  • Hematíes: Se deben mantener a temperatura de entre 2 a 6 grados por un periodo máximo de 42 días.
  • Plaquetas: Se tienen que conservar a 22º durante un periodo de 5 a 7 días.
  • El plasma: Se almacena congelado durante un tiempo máximo de 3 años.

Banco de Sangre

En el Banco de Sangre de La Rioja se llevan a cabo la extracción, conservación y distribución de la sangre y sus componentes. Es responsable de proveer productos sanguíneos para la realización de los diferentes procedimientos médicos prescritos a los pacientes en los servicios asistenciales.

FAQ aleatoria

¿Qué es la aféresis?

Es un tipo de donación en la cual sólo se extrae uno o varios de los componentes de la sangre, devolviendo el resto al donante. La separación de los componentes se realiza mediante la centrifugación de la sangre en una máquina a la que el donante está conectado con un equipo completamente estéril y de un solo uso.